con No hay comentarios

El aprovechamiento de la fuerza del viento para la producción de electricidad avanza en todo el mundo, y en España sigue marcando cifras récord (ver en La Vanguardia, datos del balance de 2020).

Los avances tecnológicos en este campo de las energías renovables son espectaculares, y no solo por las cifras de potencia y producción sino también por las dimensiones de los equipos fabricados.

Muchos de los aerogenerados de última generación superan los 10 megavatios de potencia instalada, con torres de altura comparable al de la Torre Eiffel y palas de más de 100 metros de longitud. Por ejemplo, el primer equipo del modelo Haliade-X tiene 12 MW, 260 metros de altura total y palas de 107 metros de longitud.

Fabricar estos equipos no es fácil. Y tampoco lo es transportar sus componentes principales hasta sus emplazamientos definitivos.

La compañía holandesa especializada en transportes especiales P. Adams Schwertransporte ha publicado esta primera semana de 2021 unas imágenes que muestran claramente la complejidad de los desplazamientos por carretera de los componentes de un aerogenerador.

El caso que se puede observar en las fotografías de la compañía P.Admas es el de una de las palas de un aerogenerador en fase de instalación en las aguas del frente marítimo de Países Bajos.

La pala mide 67 metros de largo y su trasporte ha sido posible gracias a un camión remolque especialmente fabricado para este tipo de operaciones (utilizado anteriormente en otros desplazamientos similares).https://65dededb4f79e7703266f79cc5bde401.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-37/html/container.html?n=0

 La parte delantera del camión cuenta con un cabezal en el que se instala la base de la pala, de forma que esta pieza alargada puede bajar o subir con el objetivo de evitar obstáculos.

Por ejemplo, para cruzar núcleos urbanos, la pala es colocada en posición semivertical para no tocar a los edificios laterales pero debe ser bajada para no chocar con los semáforos o las líneas de electricidad y comunicaciones.

Igualmente, en las carreteras de camino hacia la zona portuaria, los responsables del transporte deben tener cuidado de no tocar con la pala las líneas de alta tensión. 

Este tipo de operaciones se han repetido en Holanda en los últimos años debido a la construcción de parques eólicos marinos (como muestra el vídeo inferior, en un trasporte de septiembre de 2019).

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
Abrir chat